Las capacidades creativas y tecnológicas que los anunciantes encuentran en el OOH para impactar al público son infinitas, y más cuando se trata de implementar estrategias de marketing cuyo objetivo es dirigir a los consumidores a una tienda online o física bien sea para realizar una compra o tener una experiencia de marca.

1. Oportunidades digitales

El uso de herramientas técnológicas como el contenido dinámico es una forma llamativa para lograr que las personas se conecten con una marca o producto desde la publicidad, proporcionando un mensaje en tiempo real que induzca a los usuarios a suplir una necesidad que surge en determinado momento, se traduzca en visitas al punto de venta y por ende en la compra.

2. Audiencia Inmersa

A lo largo de los años OOH se ha caracterizado por ser un medio de alta visibilidad para llegar a los usuarios potenciales en un contexto determinado. Hoy en día, gracias a la integración de los medios exteriores y los dispositivos móviles esto se ha potenciado permitiendo a las marcas identificar qué acciones toma un consumidor después de estar expuesto a un anuncio en OOH y cómo se convierte en un comprador ya sea desde una tienda online o yendo a un punto de venta físico.
 
 
3. Impactos efectivos

Las ubicaciones estratégicas y los diferentes formatos de la publicidad exterior lo posicionan como un medio efectivo para inducir a la compra. Algunas marcas utilizan los recursos del OOH para incentivar las ventas por medio muestras de producto o descuentos.

Según un estudio realizado por OutSmart el 83% de las personas recuerdan haber visto publicidad OOH en los 30 minutos anteriores al momento de la compra, lo que lo convierten en un medio de alto poder en la influencia de las ventas.